miércoles, 6 de junio de 2007

Viana - Grañón.

Hoy hemos hecho una etapa un poco más larguilla que otros días, nos hemos levantado a eso de las 6:30h. de la mañana y yo me encuentro hecho papilla, toi más molido que un pulpo recién pescado.
Nos ponemos manos a la obra y nos preparamos para comenzar la etapa del día.
Amanece el día frio pero con un poco de sol y por lo menos no llueve, salimos del albergue y nos ponemos a buscar un bar para desayunar, pero juer, parece que aqui a la peña le sobra la pasta, todo cerrado.
Vamos a salir del pueblo y nos encontramos con un bar abierto, lleno de abueletes con los que charlamos un rato mientras nos mandamos unos bocatas de cerrano con queso blanco y unos cafés con leche, así pa empezar el día con algo de energía.
Al principio la etapa me resulta un tanto aburrida, sería por el frio que tenía, estaba todo el camino enfangado del aguacero del día anterior y era un tanto duro.
A medida que avanzamos se va despejando el cielo y sube la temperatura poco a poco y se empiezan a acabar los viñedos y se empiezan a ver los trigales.
Bajamos una pendiente con un desnivel bastante pronunciado que nos lleva hasta la casa de doña María, uno de los personajes famosos del camino que sigue los pasos de su madre doña Felisa en paz descanse esperando a los peregrinos y a los bicigrinos para sellarles y ofrecerles un vaso de agua, café, tostadas, galletas y no se que más tenía está mujer en la mesa........de lo que si estoy seguro es de que no tenía higos, jeje..
Tras estar con ella unos minutos continuamos nuestro camino hacia Logroño y en una de las curvas que había un montón de grava la Fefi va y se "escurre" una vez más, es que, es que .....esta mujer no aprende eh!!!, mira que le digo que frene ántes de la grava no durante la grava!!!.
Gracias a Dios no pasa nada y seguimos pa´ lante y antes de llegar al pantano de la Grajera, muy bonito, donde nos encontramos con un montón de patos y gente pescando, se me va la rueda delantera y me escurro yo también, fuerte leches que me he dado, juer, nada que aqui no aprende nadie.
Tras pasar Navarrete nos dicen que nos viene un puertito de montaña que tengamos cuidado porque es duro, el alto de S. Antón y todos cagaitos de miedo aflojamos un poco la marcha y buscando el susodicho puerto llegamos a Najera.......!!!Ya lo habiamos pasao juer!!!!.
Tras subir unos repechos más nos encontramos con una bajada muy larga que nos lleva hasta Santo Domingo de la Calzada y cuando más estamos disfrutando de ella tenemos que parar de repente porque se nos hecha encima un rebaño de obejas que atravesaba el camino, aquello tenía por lo menos unas 400 cabezas, pero lo más impresionante de eso es que nos tenían retenidos dos caniches pastores ladrando delante de nosotros para que no avanzasemos que yo no sabía si reirme o pegarle un patadón y aventarlo pa casa el carajo por joderme la bajada......( No lo haría adoro a los animales,jejejeje).
El Fran no hacía más que descojonarse de risa en ver a aquellos fiscajos ladrarnos para que no nos moviesemos.
Tras pasar el rebaño no bastó más que un silbido del pastor para que aquellas "ratas peludas" saliesen pitando hacias las obejas y nos dejasen en paz.
LLegamos a Santo Domingo de la Calzada, nos comentaron que la catedral es preciosa y para descansar un poco del bochorno que hacía lo menos 40º (¿exagero?) decidimos parar para entrar a verla, pero coño !!!Aqui piden pasta para todo!!!!!, 3´00€ por cabeza para ver la catedral y no se permiten fotos si quieres foto compra el librito.

-Yo paso de entrar, dice Fran lleno de rabia.
-Pos yo tampoco, le contesto.
- La Fefi desaparece, habrá ido a dar una vuelta, y nos hechamos en unas escaleras que hay en frente a tomar un poco el aire y derrepente aparece la Fefi con 3 helados que madre mia me ha sabido a gloria.
Lo siento pero yo no pago para entrar a la casa de Dios.
Tras descansar un tiempo seguimos hacia Grañón donde decidimos quedarnos porque, vamos, la rodilla acabará conmigo tarde o temprano y prefiero parar un poco antes a machacarla, se siente uno impotente en ver que te ves fuerte, que los musculos te responden, pero te falla la articulación, mal asunto, no se puede hacer nada.
Nos acogen en el albergue parroquial de Grañón, el cual es para mi uno de los albergues con mayor espiritu peregrino de todo el camino y no solo eso sino que lo trasmiten.
Es antiquisimo, y tiene una iglesia preciosa, de hecho el albergue está sobre la iglesia, impresiona el subir por aquella escalera de caracol hecha de piedra para subir hasta el albergue.
Es gratuito y te dan el desayuno y la cena por la voluntad y por colaborar un poquito en la limpieza.
Era bonito ver como todo el mundo se ponía manos a la obra tras la cena menos los franceses y los inlgeses que con el rollo de que no entienden se dieron el piro al bar ha hecharse la penultima.............
A los bicigrinos nos dejan guardar las "burras" en la parte baja donde tienen una carpinteria pequeña y a eso de las 19:00h. te dicen que si necesitas algo porque van a cerrar con llave el pequeño local.

Guardaré toda mi vida un maravilloso recuerdo de este albergue y de Pilar.
Km. recorridos: 68´48 Km.
Tiempo real de la etapa: 9 horas.
Tiempo de rodada: 6:03:01.
Velocidad media: 11´31 km/h.
Velocidad máxima: 39´39km/h.
Velocidad minima: Pos no recuerdo haber hecho empujing.




1 comentario:

KiliKolo dijo...

Ya me acuerdo de estas primeras etapas y de lo duras que se te hicieron, pero veo tambien que pese a todo tienes un grato recuerdo.
Animo y termina el relato.
SALUD Y LARGA VIDA